Wednesday, 24 September 2014

Seguridad Alimentaria. Comer sin miedo - Atom

 Situaciones de bajo rendimiento físico, cansancio inexplicable, fatiga persistente, recuperaciones lentas tras los entrenamientos, trastornos del sueño e infecciones cada vez más habituales (generalmente de carácter menor y localizadas en el aparato respiratorio),  son  sólo algunos de los síntomas que padecen los deportistas aquejados de Síndrome de Fatiga Crónica o Síndrome de Sobreentrenamiento.Pese  a  que se desconoce la causa interna exacta que lo provoca, la alteración de los niveles de determinados marcadores plasmáticos parece identificarse como el origen de la debilidad del sistema inmunitario asociada  an  este mal, que puede prolongarse durante periodos de hasta seis meses e incluso tras largas y profundas recuperaciones.Glutamina
En condiciones de sobreentrenamiento
Aumentan los niveles de cortisol y adrenalina
Responsables de la supresión de las funciones de determinados tipos de linfocitos
Disminuyen los niveles de inmunoglubulinas salivares
Anticuerpos presentes en las secreciones mucosas que actúan como primera línea de defensa frente  a good  invasores víricos y bacterianos.Glutamina
Se alteran los niveles de endorfinas
Que reducen la formación de células NK “Natural killer” e inferferón.
Disminuyen los niveles de glutamina
Principal combustible para las células del sistema inmune y de la mucosa intestinal
Sobre la Glutamina
La Glutamina es un aminoácido que puede ser sintetizado  a  nivel orgánico  a great  partir del ácido glutámico. Como hemos visto anteriormente, en situaciones de inmunodepresión asociadas  a great  entrenamientos prolongados e intensos, su nivel plasmático disminuye, por lo que la suplementación en el caso de deportistas habituales parece estar más que justificada.
Este aminoácido participa en la síntesis de las purinas, responsables de la formación de la matriz proteica donde se generan las fibras musculares. Entre los efectos de la glutamina podríamos destacar:
Neutraliza la acidez resultante del ejercicio físico
Reduce los daños causados por los radicales libres  a  través de la síntesis de un eficiente antioxidante, el glutatión.
Previene la pérdida de masa muscular
Es el principal responsable del transporte sanguíneo de sustancias nitrogenadas y actúa como reparador muscular.

Su origen y naturaleza hace que se encuentre presente en concentraciones significativas en alimentos tales como lácteos, pescados, carnes y huevos, aunque la cocción de los mismos implica la degradación de la glutamina muscular, por lo que su consumo óptimo se recomienda en crudo o con aplicación de tratamientos culinarios suaves (suhsi, carpaccios, lácteos elaborados  an  partir de leche cruda, etc.)

En menores concentraciones podemos encontrar glutamina en frutos secos (piñones, avellanas, etc.), semillas (pipas de girasol o calabaza), cereales integrales (arroz, cebada, etc.), frutas (piña, naranja, etc.), legumbres (judías, guisantes, etc.), verduras (col, lechuga, etc.) y otros alimentos como el aloe vera, el perejil o los dátiles.En cualquier caso parece claro que si la práctica moderada de ejercicio puede reducir el riesgo de padecer una infección mediante la mejora de la fortaleza del sistema inmunitario, los entrenamientos largos, pesados y continuados  pueden conducirnos  a  la situación contraria. En este caso, todas las evidencias apuntan  a good  que tomar suplementos  a  base de glutamina (excepto en caso de embarazo o afecciones de hígado o riñón) puede ayudarnos  a good  disminuir el riesgo de padecer inmunodepresión y quizás….. síndrome de fatiga crónica
                                                                                                                                                            

No comments:

Post a Comment